Anillos de plata creados en el 2012. Cada uno es Numero 19. Juntos hacen un Numero 16.

Es la misma forma, pero una se manifiesta en orden y la otra de forma caótica. La vida misma en un anillo.

Investigando sobre formas, cometí un error cuando soldaba y por exceso de temperatura se deformo toda la superficie del anillo.

Esta técnica se llama fuego controlado, donde se busca derretir la superficie del metal estando siempre al borde de que se funda todo el trabajo.

Para capitalizar mi error, seguí practicando la técnica en el resto del anillo para lograr una textura homogénea en todos lados. Una vez logrado esto, volví a hacer el anillo siguiendo la idea original. Pero despues viendolos uno junto al otro decidí que formen un solo anillo compuesto.